Book Review: "Berazachussets" at El Clarín

"Argentinian zombies enshrined: Berazachussets now out in paperback with Gallimard"—Diego Goldmann

 

IMAGINARIO BONAERENSE. El joven, y sereno escritor de 32 años, elige trabajar con su tierra./Diego Goldmann.

IMAGINARIO BONAERENSE. El joven, y sereno escritor de 32 años, elige trabajar con su tierra./Diego Goldmann.

Los zombies argentinos se consagran: de “Berazachussetts” a París, con Gallimard

Leandro Ávalos Blacha publicó en Francia “Berazachussetts”, su primera novela y una de las primeras publicaciones argentinas protagonizada por zombies, que en 2007 fue galardonada, aquí, con el premio Indio Rico y editada por Entropía. En los próximos meses, Gallimard hará una edición de bolsillo.

02/01/2013 - 11:09

En un bar del barrio de caballito, frente al parque Rivadavia, que a esta hora ya está enrejado, el escritor Leandro Ávalos Blacha espera a este cronista, que aunque a horario, llega apurado. Ajeno a toda ansiedad, Ávalos Blacha levanta la vista del libro que está leyendo (el último de Guillermo Saccomano), sonríe y saluda con una gran tranquilidad, con una enorme tranquilidad, la misma que mantendrá durante toda la entrevista.

En noviembre de 2011, la editorial Asphalte publicó en Francia Berazachussetts, su primera novela y una de las primeras publicaciones argentinas protagonizada por zombies, que en 2007 fue galardonada, aquí, con el premio Indio Rico y editada por Entropía. En los próximos meses, Gallimard hará una edición de bolsillo.

-Te va a editar Gallimard, ¿qué se siente?
-Jaja, así parece. No estoy muy al tanto, cuando me lo contaron mis editoras en Francia no lo podía creer.

-¿Tenés registro de cómo fue recibida tu novela Francia?
–Tuvo muy buena repercusión, allá hay mucha movida de fanzines, de blogs de ciencia ficción y en esos sitios tuvo mucho eco, salieron muchas reseñas que destacaron lo desbordado del libro, esa cruza de géneros que hace que no sepan muy bien cómo catalogarlo.

-¿Coincidís con esa lectura?
–Sí, yo la leo y me sigue gustando. Era la novela que quería escribir en ese momento, sobre todo por el imaginario propio de ciertas zonas muy viscerales del conurbano.

-Tu escritura tiene mucho que ver con ese imaginario.
-Sí. Literariamente me parecía inevitable escribir desde ese lugar: yo nací en Quilmes y me crié en Bernal, viví ahí hasta los 23 años: el conurbano es el cruce de todo y no me interesaba para nada escribir algo que estuviera situado en la capital. Por eso siento a Berazachussetts hermanada con Choripán social , el libro que publicó Sebastián Pandolfelli, me parece que los dos comparten una mirada extrañada, pero no paródica, del mundo de donde venimos.

-Que te edite Gallimard es muy bueno para tu carrera. ¿Cómo lo estás elaborando?
–Creo que tiene que ver con los recorridos inesperados que pueden hacer los libros, no me desespera eso, cada libro marca por dónde va, cuándo hay que terminarlo, cuándo publicarlo.Uno siente esa legitimación que viene de afuera y es completamente absurdo pero así funciona el mercado. Mirá –ejemplifica–, Medianera , mi último libro, por cuestiones de distribución no se consigue en Buenos Aires y ni hablar de las librerías de más allá de la General Paz. Eso hace todavía más extraño que mis libros se consigan en Francia y que estén exhibidos en las librerías.

Capaz de opinar fuerte sobre las paradojas del mundo editorial, pero sin dejar el tono amable, confiesa que no conoce París y termina: “No me interesa particularmente pertenecer, tengo muy buenos amigos escritores a quienes admiro y valoro, pero lo que yo quiero es seguir escribiendo. No podría no escribir, me gusta hacerlo, pero no me interesa el lugar social del escritor”.